Biografía

claudio-rodriguez

Ficha técnica RUTA LITERARIA CLAUDIO RODRÍGUEZ

1957

Se licencia en Filología Románica en la Universidad Central de Madrid. Su memoria de licenciatura es El elemento mágico en las canciones infantiles de corro castellanas, dirigida por Rafael de Balbín Lucas.

1958-1964

Se traslada a Nottingham como lector de español gracias a la ayuda de Dámaso Alonso y Vicente Aleixandre donde permanece hasta 1960. Desarrolla una constante labor docente y universitaria y entra en contacto con los grandes poetas metafísicos y románticos ingleses.

En noviembre aparece su segundo libro, Conjuros, dedicado a Vicente Aleixandre.

Se casa con Clara Miranda en Madrid en 1959, el 23 de julio. Los “Cla-Cla”, como les llama el poeta José Olivio Jiménez, pasarán sus primeros años de matrimonio en Inglaterra.

En 1960 se instala en la Universidad de Cambridge como lector de español. Estrecha su amistad con el poeta Francisco Brines, lector en Oxford. Regresa de Cambridge cuatro años después, en 1964, y fija su residencia en Madrid, decidido a dedicarse a la enseñanza universitaria, a la poesía y a sus amigos. Trabaja como profesor de Literatura Española en el Instituto Internacional en la calle Miguel Ángel y, ocasionalmente, en la Universidad Complutense.

1951

Comienza a escribir Don de la ebriedad. “Escribí casi todo el libro caminando. Me lo sabía de memoria y lo iba repitiendo, corrigiendo, modificando, cuando andaba por el campo”

Se traslada a Madrid para estudiar la carrera Filosofía y Letras en la Universidad Central.

1953

Conoce a Clara Miranda, su mujer, en una excursión universitaria a Granada. Envía a Vicente Aleixandre el manuscrito de su primer libro Don de la ebriedad. Se encuentran poco después en la famosa casa de la calle Velintonia 3. Su relación se prolongará hasta la muerte de Aleixandre en 1984.

“Yo tuve la fortuna de hacer una amistad profunda, casi filial, por decirlo de algún modo, con Vicente Aleixandre. Pero eso no tiene tanta importancia en lo literario como en lo personal. Lo visitaba casi tres veces por semana, o más. Y fue allí donde me relacioné más estrechamente con otros escritores: con Carlos Bousoño, José Ángel Valente, Francisco Brines, Ángel González. Fueron amistades, en cualquier caso, que no tenían que ver específicamente con la literatura. Yo no tengo ni idea de lo que es el mundo literario”.

Obtiene el Premio Adonais de Poesía por Don de la ebriedad. Tenía tan solo diecinueve años.

1954

Se publica el libro Don de la ebriedad que supone una sorpresa y un acontecimiento.

1956

En Madrid participa en las revueltas estudiantiles entre el 1 y el 9 de febrero lo que tiene como consecuencia su detención y posterior vigilancia policial en Zamora.

Claudio Rodríguez fue un fino observador de la realidad y lo hacía deambulando, paseando. Poeta andariego, buscaba la soledad compartida desde una extraña sensibilidad, la del solitario que contempla su ciudad como una manera de encontrar la paz, el sosiego que a veces la vida le negaba.

En sus paseos buscaba también el encuentro con su gente, con su ciudad, esa ciudad que como él decía nos acoge y acusa.

“Cuando todo se vaya, cuando yo me haya ido, / quedará esta mirada/ que pidió, y dio, sin tiempo”, dice en El vuelo de la celebración.

El Seminario Permanente Claudio Rodríguez pretende fijar esa mirada sin tiempo en la ruta literaria por los lugares que Claudio vivió intensamente y que están reflejados o han dejado profunda huella en su vida y obra.

1965

Publica Alianza y condena, escrito la mayor parte en Inglaterra.

1966

Premio de la Crítica a Alianza y condena.

1974

Fallece en Madrid su hermana María del Carmen, en extrañas circunstancias.

1975

El 28 de septiembre muere su madre en Madrid.

 1976

Disfruta de una Beca de la Fundación Juan March que le permite trabajar en su nueva obra El vuelo de la celebración.

 1980

Viaja a Nueva York. La Modern Language Association of America (MLA) celebra en diciembre la sesión “In Honor of Claudio Rodríguez”, en Houston, Texas.

Publica Desde mis poemas, una recopilación de toda su obra. Con él obtiene el Premio Nacional de Poesía.

 1985

Publica Reflexiones sobre mi poesía.

Participa en Granada en las jornadas Palabras para un tiempo de silencio, dedicadas a la poesía y la novela de los años cincuenta. “Lo que caracteriza a nuestra generación es la amistad. Luego cada uno escribía lo que quería. Tal vez, lo único que nos ligaba era la importancia que cada uno le daba, en su propio estilo, a la calidad del lenguaje, a la destreza poética. También nos aglutinaba una misma postura ética frente a unas circunstancias históricas determinadas. Que no era necesariamente política”

1986

Recibe el Premio de las Letras de Castilla y León.

1987

Es elegido miembro de número de la Real Academia Española de la Lengua para ocupar el sillón I mayúscula, que dejara Gerardo Diego; fue propuesto por Carlos Bousoño, Emilio Lorenzo y Manuel Seco.

 1989

El Ayuntamiento de Zamora lo nombra Hijo Predilecto de la ciudad.

Muere su hermana Marisa y, un año después, su hermano Javier.

 1991

Publica Casi una leyenda. Recibe el I Premio de la revista El Crítico. Veinticuatro críticos lo consideran el mejor libro publicado ese año en España.

Adapta La verdad sospechosa de Juan Ruiz de Alarcón, obra que pone en escena la Compañía Nacional de Teatro Clásico, bajo la dirección de Pilar Miró.

 1992

El 29 de marzo lee el discurso de ingreso en la Real Academia con el título Poesía como participación: hacia Miguel Hernández; el discurso de contestación lo lee Carlos Bousoño, amigo y uno de los primeros estudiosos de su obra.

 1993

Premio Príncipe de Asturias de las Letras.

II Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, instituido por el Patrimonio Nacional y la Universidad de Salamanca que publica la antología Hacia el canto.

El Instituto Hispánico y la Universidad de Columbia (Nueva York) le dedican un monográfico en su Revista Hispánica Moderna

 1995

Nombrado Patrono del Instituto Cervantes.

 1996

Académico por La Academia Castellano Leonesa de Poesía.

 1998

Invitado al I Encuentro de Poesía Europea, en la Residencia de Estudiantes.

Premio Poesía de la Academia Castellano Leonesa a su trayectoria.

 1999

Muere en Madrid el 22 de julio y es trasladado al cementerio de San Atilano en Zamora.

 2005

Se publica Aventura, libro póstumo que recoge sus últimos poemas.

Se constituye en Zamora el Seminario Permanente Claudio Rodríguez.